Se denomina cerámica de Talavera a un tipo de cerámica que se fabrica en la localidad de Talavera de la Reina (España). Su uso es para la ejecución de vajillas, fuentes, murales de azulejos y otros elementos ornamentales. El apogeo de esta cerámica hay que a la ligera amoldación de los alfares a las técnicas más originales renancentistas en el s XVI

Hay pruebas de cerámica romana realizada en Talavera de la Reina, más allá de que la industria del barro procede en relación a la decoración de la tradición musulmana. Con la llegada del cristianismo los ceramistas talaveranos se adaptaron a las novedosas formas, incorporando la iconografía humana a las lozas. Es con la llegada del ceramista Jan Floris, desde las provincias de Flandes, cuando en Talavera se consiguen los métodos y procedimientos que se utilizaban en la loza de Delft en Holanda

La cerámica fué comunmente una de las ocupaciones económicas más indispensables de la región. Entre otras cosas, fue incluida por el rey Felipe II en el monasterio de El Escorial, en el que hay multitud de piezas cerámicas de esta ciudad de la etapa de 1500. Esto provoca que todos los palacios y monarquías de europa tengan a la cerámica de Talavera en la misma categoría de la de Delft o Sèvres.

 

Tipologíaeditar

Hay numerosos tipos de cerámica de Talavera, según las épocas y fundamentos, aunque recalca la habitual cerámica de serie blanca y azul que imita los colores oficiales de la región. La cerámica renacimiento con colores azules, amarillos y naranjas, la cerámica de montería, las series de viviendas, pájaros, etc. Entre los enormes ceramistas de esta ciudad recalca Juan Ruiz de Luna, del que hay un museo en esta ciudad alfarera. Otros enormes ceramistas fueron la saga de la familia Niveiro.

Desde Talavera se exportó el modelo cerámico a tierras vecinas como Puente del Arzobispo, cuya cerámica luce por sus tonos en verde y las cerámicas de Portugal y Sevilla. Es tan preciado y valorado el arte de la cerámica de Talavera que logramos hallar referencias en otros artes, como entre otras cosas en la pintura de Manuela Picó, la cuál refleja esa cerámica en pura esencia, sin elementos acompañantes, suspendida en el aire.

Talavera de la Reina tiene una marca de Calidad para distinguir sus productos alfareros del Resto de fabricados, llamada «marca de Calidad Talavera Cerámica», inscrita en los productos fabricados en Talavera de la Reina.

La cerámica de Talavera es muy popular a nivel mundial, hay que resaltar su precioso Museo de Cerámica J. Ruiz de Luna.