Historia sobre las ventanas antiguas

En las primeras creaciones de viviendas, al montar cuatro paredes se obtenía mayor seguridad y comodidad, pero con el pasar del tiempo aumentaba la sensación de calor y para liberar esta tensión, el hombre creó las primera ventanas.

Su función es brindarle a una habitación más ventilación y también luminosidad, otro factor importante para el ser humano. A continuación, se explicará cual es la historia sobre las ventanas antiguas y cómo han evolucionado con los años:

 

Los inicios de las ventanas

Fue en siglo XVII que el uso de las ventanas antiguas se convirtió en algo común entre la sociedad, anteriormente era utilizado únicamente por las personas que pertenecían a la clase media y/o alta.

Eran creadas con cuernos de animales, por 3 meses se sometían a un procedimiento de reblandecimiento en donde eran aplastados y ensamblados a los espacios pertinentes en las viviendas con la finalidad de permitir la entrada de la luz.

 

Ventanas de cuernos de animales

Antes de utilizar el vidrio, la primera opción eran los cuernos de animales aplastados, se comenzaron a utilizar el siglo XIV solo por aquellos de la sociedad que tuvieran más prestigio, mientras que los pobres cubrían estos espacios con un paño o un pergamino aceitoso para dejar entrar la luz y mantener el espacio caliente, por esta razón las ventanas en casas antiguas eran muy pequeñas.

 

Ventanas de Lapis Specularis

Durante la época de Augusto, específicamente en entre el siglo I – II d.C., las ventanas eran construidas con una piedra mineral que es llamada en la actualidad espejillo. En su momento estas monturas eran llamadas Lapis Specularis, se trata de un yeso traslúcido extraído de las minas de Segóbriga en Hispania.

Eran creados en armazones, donde se fabricaba frecuentemente la madera y a veces la cerámica, en estas máquinas se ensamblaban diferentes planchas para cubrir con la superficie de la ventana. Llegaron a existir ciertos invernaderos en donde las personas se dedicaban de forma exclusiva a construir las bases para unificar las placas de los lapis specularis.

Los primeros en usar este tipo de ventanas antiguas fueron los romanos, por supuesto solo los individuos de clase social alta, pero el resto de la población no. Se cree que el origen de las lapis specularis es en el Egipto romano ubicado en Alejandría en el año 100 d.C.; no se caracterizaban por tener buena calidad y se podría considerar que eran muy opacas.

 

Ventanas romanas de vidrios

En el Imperio Romano se utilizaban hornos para manipular los antiguos vidrios, pero los resultados no eran tan buenos, este arte se perfeccionó en la época medieval. Se inspiraron en las catedrales europeas que usaban vidrieras con diseños religiosos y le dieron un uso más cotidiano.

 

Ventanas de papel

Sin embargo, en otras partes del mundo como en la antigua China, Japón y Corea, se utilizaban las ventanas de papel, pues en su momento eran más económicas. Se instalaban en amplios espacios, a pesar de ser opaco, cumplía con la función de mantener el lugar ligeramente iluminado y con buen flujo de aire, en ciertas casas aún se usa este tipo de ventanas.

 

Ventanas de cristal

El vidrio en las ventanas era común en Inglaterra a partir del siglo XVII, era creado con óxido de plomo, este material producía un vidrio más duradero, grueso y pesado. Aunque los franceses habían dominado este proceso dos siglos antes, pero lo mantuvieron en secretos y los precios para costearlos eran altos, los creaban más finos, grandes y claros.

Cerrajeros en Malaga